Asturias, presente en Europa

06 junio 2019
La nueva España 

Gracias. Muchas gracias.

El pasado domingo, día 26 de mayo, el conjunto de españoles estábamos llamados a las urnas para elegir a nuestros concejales y alcaldes, eurodiputados y en la gran mayoría de Comunidades, como Asturias, a los parlamentos autonómicos. La jornada trascurrió sin mayores incidentes, como se espera en una democracia asentada como la española, y los resultados otorgaron una amplia victoria a las candidaturas del Partido Socialista. Cerca de un treinta por ciento votó a las candidaturas socialistas para sus ayuntamientos, porcentaje que se incrementó hasta casi el treinta y tres por ciento para la lista a las europeas encabezada por Josep Borrell, una tasa bastante similar al promedio del apoyo porcentual a las candidaturas socialistas en las comunidades que celebraron también elecciones autonómicas.

En Asturias, los socialistas hemos logrado incluso un mejor resultado. Las candidaturas socialistas a las tres circunscripciones en las autonómicas superaron el 35 por ciento de los votos, alcanzado el número de veinte diputados en la Junta General del Principado. Adrián Barbón será el nuevo Presidente de Asturias, abriendo así un nuevo periodo que aúna un cambio generacional en la región con la continuidad de la estabilidad institucional que sólo el PSOE logra ofrecer para nuestra comunidad. Por delante, retos estratégicos para Asturias probablemente resumidos en esa transición justa junto al apoyo a la innovación, al emprendimiento y la búsqueda de un hueco en la globalización, en un marco de cohesión social y territorial.

Respecto a las elecciones europeas, el resultado difícilmente podría haber sido mejor. En Asturias, superamos los 200.000 votos, lo que supuso cerca de un treinta y nueve por ciento de los sufragios. La candidatura del PSOE ganó en todos los municipios de Asturias, con la excepción de Cangas de Onís, Caravia, Peñamellera Baja y Villayón. Una victoria amplia que muestra la cercanía de la ciudadanía con el proyecto de los socialistas para Europa, una Unión más democrática que se oriente no sólo a garantizar un mercado interior, sino también a iniciar el camino para construir a escala europea los instrumentos de protección y cohesión, que se pusieron en marcha en los Estados durante el siglo XX y que en la actual centuria debemos actualizar a nivel europeo para garantizar la supervivencia de nuestro modelo de vida, basado en la libertad y la solidaridad. Pero una victoria que reflejó también el compromiso de los asturianos con nuestra propia comunidad, que debe tener presencia directamente en los debates europeos y que, a la vista de la ausencia de candidatos dispuestos a ello en otras candidaturas, han confiado en esta ocasión en el Partido Socialista.

Con ambos objetivos regreso, pues, al Parlamento Europeo, con la vocación de trabajar en el Comité de Asuntos Económicos y Monetarios, para fortalecer nuestra estructura institucional en torno al euro, con un pilar fiscal que complemente a la política monetaria y sostenga las bases de una unión social. Y a su vez, participar en todos los debates clave para nuestra Asturias: en la discusión sobre las nuevas perspectivas financieras, la revisión de la política agraria y de pesca común, el apoyo a los programas de innovación y la defensa de esa transición justa que debe bloquear las deslocalizaciones industriales que no sólo incidirían negativamente sobre nuestro futuro, sino también el conjunto del planeta al que deseamos proteger en esa batalla contra el cambio climático.

Así pues, gracias, muchas gracias por vuestra confianza. A vuestra disposición para seguir sirviendo a Asturias.