Conferencia sobre el Futuro de Europa: ¡Participen!

24 junio 2021

El pasado 19 de junio se celebraba en la ciudad francesa de Estrasburgo la primera sesión plenaria de la Conferencia sobre el Futuro de Europa, un espacio de participación abierto cuyo objetivo es recabar ideas y propuestas, fundamentalmente ciudadanas, para reformar la Unión Europea. El plenario de la Conferencia está formado por 440 personas entre las que se encuentran diputados al Parlamento Europeo y a los parlamentos nacionales de los Estados miembros, miembros del Consejo de la UE y de la Comisión Europea, y 108 ciudadanos de todos los rincones de la UE.

Además del pleno, la Conferencia cuenta con un foro central, una plataforma digital multilingüe, disponible en los 24 idiomas oficiales de la UE -incluido, por supuesto, el castellano- y accesible en la dirección web https://futureu.europa.eu. Esta plataforma se organiza en torno a distintos temas clave: el papel de la UE en el mundo, la justicia social y el empleo, la transformación digital o el cambio climático y el medio ambiente, entre otros. Sin embargo, cualquier persona puede enviar propuestas sobre el tema que desee, se inscriba o no en los bloques temáticos predeterminados. La única condición para que un ciudadano o ciudadana participe en la Conferencia a través de este espacio virtual es que exprese sus ideas de manera respetuosa y cumpliendo con los valores fundamentales de la UE.

Por otra parte, en los próximos meses se celebrarán eventos de la Conferencia por todo el territorio de la Unión. Además, habrá paneles de ciudadanos que se reunirán en diferentes puntos de la geografía europea y cuyas propuestas serán discutidas en el pleno. Cada uno de estos paneles estará formado por varias personas procedentes de distintos países de la UE, asegurando que existe un equilibrio territorial, de género y de contexto socioeconómico y de nivel educativo de los participantes. Es importante destacar que un tercio de estos ciudadanos, que se elegirán aleatoriamente, deberán ser menores de 25 años. En la misma línea del fondo europeo de recuperación, bautizado como Next Generation EU (Nueva Generación UE), una de las prioridades de la Conferencia es conectar con la juventud, fomentar su presencia activa en este espacio y convertir sus propuestas en transformaciones del entramado institucional y las políticas comunitarias.

Aunque la participación juvenil ocupa un lugar preeminente en esta Conferencia, lo cierto es que la participación de la ciudadanía en su conjunto es, sin duda, el carácter diferenciador y definitorio de este nuevo espacio. La Conferencia arrancó finalmente el pasado 9 de mayo, Día de Europa, con un año de retraso sobre la fecha prevista como consecuencia de la pandemia de la COVID-19. Durante el periodo de diseño y preparación de este foro existieron, como es habitual en este tipo de situaciones, discrepancias entre las distintas instituciones europeas en torno a la estructura, duración y funcionamiento del mismo. Sin embargo, si algo se mantuvo claro en todo momento fue el papel protagonista que la ciudadanía debía desempeñar en este foro. Así, la Conferencia está concebida como un espacio participativo, de escucha activa y en el que todos y todas estamos llamados a tomar la palabra, especialmente aquellas personas y colectivos que se sienten olvidados por las políticas de la UE.

En el momento actual, donde nuestra forma de vivir cambia a una velocidad vertiginosa, este espacio de reflexión y propuestas cobra especial sentido: la Unión Europea necesita transformarse y adaptarse a las demandas y necesidades de la sociedad actual. Los nuevos fondos europeos supondrán un impulso muy significativo para acometer esta modernización del continente, pero sus instituciones y normas deben asimismo llevar a cabo esta transformación. Es por ello que, aunque la organización de este foro llevaba sobre la mesa de las instituciones comunitarias largo tiempo, su celebración es ahora más pertinente que nunca. Personalmente, confío en que las reflexiones que se produzcan en los próximos meses alumbren el camino para emprender una reforma de los tratados de la UE. Es preciso reforzar las garantías democráticas de la Unión, desarrollar un pilar fiscal europeo que permita gestionar los ciclos económicos y blindar la justicia social, la lucha contra el cambio climático, el desarrollo de una política industrial y migratoria común, entre otros ámbitos.

El momento de expresar el modelo de Unión que quiere cada uno de nosotros es ahora, y el foro adecuado para hacerlo, la Conferencia sobre el Futuro de Europa. La UE solo se entiende si sus ciudadanos no solo perciben su utilidad, sino que sienten que sus preocupaciones e ideas son escuchadas y tenidas en cuenta. Sirvan por tanto estas líneas como un llamamiento a la participación del conjunto de la sociedad asturiana en la Conferencia. Desde los representantes institucionales locales y autonómicos hasta los ciudadanos individuales, pasando por todo el tejido empresarial y asociativo de la región, todo el mundo está llamado a participar.