Sesión sobre Transparencia, deontología y regulación en el ámbito del lobby

A nivel europeo, el lobby es una actividad razonablemente regulada y, en consecuencia, plenamente naturalizada en el proceso de tramitación de la regulación comunitaria. Así lo he explicado en el marco de una mesa redonda, celebrada en la tarde de hoy en el marco de una clase del postgrado de Dirección de Asuntos Públicos de la Universidad Pontificia de Comillas y MAS Consulting sobre Transparencia, deontología y regulación en el ámbito del Lobby.

Ha sido una interesante sesión en la que he participado junto a Manuel Villoria, catedrático en Ciencia Política de la Universidad Rey Juan Carlos y expresidente de Transparencia Internacional España, y María Isabel Álvarez, directora del Departamento de Disciplinas Comunes y profesora propia ordinaria de Derecho Constitucional. En ella, he aportado mi perspectiva sobre la actividad del lobbismo desde mi experiencia como parlamentario europeo. Así pues, he explicado que el contacto con los distintos grupos, que suelen tener intereses encontrados, es positivo para el legislador, pues le permite analizar las potenciales consecuencias del texto legal en preparación.

Del mismo modo, tal y como he subrayado, es fundamental que los responsables políticos tengamos presente que no todas las empresas, instituciones, organizaciones o ciudadanos cuentan con los recursos necesarios para poder ejercer el lobbismo en Bruselas. En ese sentido, es vital que el diputado mantenga en todo momento el contacto con su circunscripción, con su electorado, para escucharlo y conocer sus inquietudes y problemáticas. En mi caso, este trabajo lo llevo a cabo en Asturias, donde me reúno con todo tipo de colectivos, en lo que es una parte fundamental de nuestro trabajo.

Ha sido un placer compartir este rato con los alumnos y alumnas del postgrado de Dirección de Asuntos Públicos y tratar de acercarles, a través de mi testimonio, la realidad del ejercicio del lobbismo y su relación con los responsables políticos en las instituciones comunitarias. ¡Hasta la próxima!

Comparte tus pensamientos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.