18Oct
2018
Escrito a las 9:00 pm

Artículo publicado en La Nueva España el 18 de octubre de 2018

La carrera hacia las próximas elecciones europeas ya ha arrancado, unos comicios que van a definir no sólo la orientación ideológica de las mayorías en la cámara de la Unión, sino también la propia esencia de nuestras democracias. Las formaciones políticas europeístas comienzan a diseñar sus campañas para la elección de sus candidatos a presidir el gobierno de la Unión, es decir la Comisión Europea, como primer paso. Y en las dos grandes familias políticas, socialdemócratas y populares, se adelanta una incesante competencia, aunque en el grupo liberal aún persisten serias dudas sobre este proceso de elección de presidentes de la Comisión.

Candidatos socialistas

La elección de nuestro candidato se debate entre el holandés Frans Timmermans (1961) y el eslovaco Maros Šefčovič (1966). Ambos proceden de la carrera diplomática en sus respectivos países y los dos son miembros de la actual Comisión Europea. Por una parte, Timmermans ocupa la Vicepresidente primera de la Comisión y ha centrado su trabajo en estos años en la defensa del Estado de Derecho, con un papel muy destacado en la crisis catalana del pasado otoño. También ha sido el inspirador de la batalla contra el gobierno polaco o el húngaro, y bajo su impulso, la Comisión ha propuesto bloquear la llegada de Fondos Estructurales a aquellos países que no observen escrupulosamente el ordenamiento jurídico de la Unión. Esta regulación se encuentra ahora sometida a debate en el Parlamento y el Consejo.

Por su parte, Šefčovič, quien ya fue miembro de la Comisión Barroso II (2009-14) ha actuado como vicepresidente de energía en esta legislatura, coordinando el trabajo para el impulso a la unión de la energía y las negociaciones antes y después del acuerdo de París, que fueron llevadas a cabo por el Comisario español Arias Cañete.

En el camino se han caído las posibles candidaturas de Federica Mogherini, actual Alta Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, y la de Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos. Este último anunció recientemente que no concurriría en esta carrera ante la ausencia de apoyo y de un norte claro por parte de sus correligionarios franceses. Moscovici ha dirigido en este mandato la flexibilidad de las reglas fiscales y la lucha contra los paraísos fiscales y la armonización tributaria.

Así pues, la elección de nuestro candidato se definirá a principios de diciembre en Lisboa, aunque los apoyos de los principales partidos socialistas se centran en Timmermans, a quien el PSOE ha mostrado su respaldo. Hay razones de fondo de nuestro apoyo a Timmermans pero podríamos resumirlas en una mayor cercanía política entre los socialdemócratas de los países occidentales de la Unión.

Candidatos del Partido Popular Europeo

En el actual mayor grupo parlamentario, la discusión se centra entre el alemán Manfred Weber (1972) del CSU, y el finlandés Alexander Stubb (1968). El primero de ellos es diputado en el Parlamento Europeo desde 2009 y en la presente legislatura ha sido el Presidente del grupo parlamentario. En su haber, cuenta con el respaldo del conjunto de los democristianos alemanes y, por ende, de Angela Merkel, lo que le otorga clara ventaja en la carrera.
Por su parte, Stubb fue eurodiputado entre 2004 y 2008, año en el que pasó al ministerio de exteriores de su país, y de ahí a la cartera de comercio, para alcanzar la posición de Primer Ministro en 2014. Stubb, es referente del compromiso europeísta, se sitúa quizá más cercano a la vertiente liberal que a la democristiana en el seno del centro-derecha, con una posición muy nítida respecto a la Hungría de Orban.

En todo caso, probablemente, la familia popular perdió a su mejor candidato, Michael Barnier, actual negociador europeo del Brexit, quien declinó aventurarse en esta campaña ante la situación complicada que atraviesan las conversaciones con el Reino Unido.

En fin, esta carrera concluiría el próximo 7 de noviembre en Helsinki y las apuestas se inclinan a favor de Weber.

Candidatos grupo liberal

Por último, la estrategia del grupo liberal sigue siendo una incógnita.

Por una parte tenemos a su líder parlamentario, Guy Verhofstadt (1953), quien fue candidato liberal a la presidencia de la Comisión en la campaña pasada y todo parecía indicar que repetiría en esta ocasión. Y por otra a Emmanuel Macron (1977) cuyo partido político “En Marche” continúa sin afiliarse a una familia política europea, aunque todo indica que se adentra en las sendas liberales. Ahora bien, el “europeísta” Macron no apoya el procedimiento conocido como “Spitzenkandidaten”, inaugurado en los últimos comicios para la elección de los candidatos a presidir la Comisión. Se inclina por el sistema previo, en el que el Consejo Europeo nomina al presidente de la Comisión sin atender a las mayorías parlamentarias. Se trataría de una estrategia, en la que al no haber candidato alguno a presidir la Comisión, contaría con las manos libres para actuar como Presidente francés en el seno del Consejo Europeo. Tristemente, Verhofstadt podría aceptar este requerimiento, si bien hace cuatro años se mostraba como el más activo defensor de la interpretación más europeísta del Tratado de Lisboa.

En fin, en las próximas semanas conoceremos a los candidatos a presidir la Comisión y en muchos países se cerrará el año con el conjunto de las candidaturas diseñadas. Nos quedan por delante meses apasionantes en los que debatir sobre el futuro de la Unión y sobre sus propios principios, y los socialistas tendremos muy probablemente a una persona como Timmermans a la cabeza, en una batalla no sólo por la economía social de mercado y el Estado de Bienestar, sino sobre la esencia misma de la Democracia.

Dejar un comentario

  • Suscríbete a mi Blog
    Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario












    la dirección de correo a la que llegarán los emails.

    Ver política de privacidad y aviso legal