Finalizada la 60ª Feria Internacional de Muestras de Asturias la experiencia de nuestro stand “Parlamento Europeo #JonasXEuropa” solo puede calificarse de extraordinaria. Ha sido un placer hablar de Europa, mostrar virtualmente el Parlamento, debatir con asociaciones europeístas (ACCEM, Movimiento Europeo, YOUROPIA, Europa Aquí, Europe Direct Gijón, IES Pando), implicar a amigos como Rodrigo Cuevas, Belen Carreño, Pablo Pardo, Toni Rodero, Pablo Simón …. Pero, sobre todo, ha sido enriquecedor escuchar las aportaciones de nuestros visitantes para avanzar en un proyecto europeo que creemos tan imprescindible como apasionante. Y, también, sus críticas. Todo ello gracias a un equipo fantástico (Pablo González, Laura Mateo). Y en el marco de una ciudad, Gijón, siempre tan inquieta como acogedora.

¡Muchas gracias a todos!

file1     JonasStand

ActoFIDMA

25ago
2016
Escrito a las 3:00 pm

(Artículo publicado en La Nueva España el 25/8)

El pasado lunes se reunían en la “europeísta” isla de Ventotene (Italia) Mateo Renzi, François Hollande y Angela Merkel. El propósito de la cita pasaba por coordinar estrategias de cara a las próximas citas del Consejo Europeo y dar una señal de nítido compromiso con la causa europeísta, en un momento de incertidumbres después del Brexit. Ciertamente, la elección de Ventotene no pudo ser más acertada, el lugar desde donde, preso, Altiero Spinelli redactara el “Manifiesto por una Europa libre y unida” en 1941, un año de sombras para todo el continente, acosado por los peores nacionalismos.

Aun cuando no soy muy del gusto de este tipo de reuniones, en la medida que pudieran minar la credibilidad de las propias instituciones, aunque sea la del Consejo Europeo, no es menos cierto que estas imágenes pueden ayudar a reimpulsar la Unión, si las citas oficiosas, como esta, se acompañan de decisiones adoptadas en los foros oficiales. Veremos.

Destaca, tristemente, la ausencia de España en casi todos estos encuentros paralelos. Decía Martin Schulz en una reciente entrevista que se percibía a nuestro país alejado de los grandes debates europeos, ensimismado en sí mismo a lo largo de ya más de un lustro de tribulaciones internas. Lo peor es comprobar como ese periodo “introvertido” no sólo continúa, sino que se ha intensificado en último año, sin un ejecutivo con plenos poderes, ni un parlamento totalmente operativo, después de la oportunidad perdida para impulsar un gobierno de cambio y reformista liderado por Pedro Sánchez en el pasado mes de marzo.

La situación complicada de Europa y la de nuestro país han saltado el Atlántico y durante mi internamiento estival en Harvard, estudiando asuntos de seguridad internacional, he llegado a comprobar el nivel de preocupación que despertamos en el hemisferio occidental. La verdad es que más allá de nuestras fronteras, apenas hay un territorio en cierta calma. Desde Rusia, pasando por Turquía y Oriente Medio, hasta llegar a los países de la ribera sur del Mediterráneo. Además, el referéndum del Reino Unido así como la amenaza terrorista terminan de complicar la situación. Después de una Administración Obama totalmente volcada en el Pacífico, me atrevo a vislumbrar un gobierno de Clinton donde Europa estará más presente. En los próximos años, se va abrir, sin duda, una ventana de oportunidad para avanzar sustancialmente en el seno de la Unión en la constitución de servicios de inteligencia y defensa en el marco europeo. Confío en que sabremos aprovecharla.

Por lo demás, las Olimpiadas han vuelto a protagonizar el verano, como cada cuatro años. Al final, Brasil, aún sumida en una grave crisis económica y política, ha podido organizar unos Juegos con razonable éxito y ahora, tras esta cita, bien merece ese gran país un debate interno honesto que permita una salida democrática al actual estado de las cosas. En el lado positivo, España, manteniendo las 17 de medallas de Londres 2012, logró elevar hasta siete las de oro, escalando así varios puestos en la clasificación final, aún a pesar de una primera mala semana. Además, la Unión Europeo, en su conjunto, ha logrado 106 medallas de oro, más del doble que el segundo, Estados Unidos. Incluso con el Brexit, la Unión lidera con amplia holgura la suma de otras federaciones como Estados Unidos o Rusia.

¡Qué este dato nos ayude a mantener la confianza y la esperanza en el proyecto europeísta!

1. La visita al Parlamento Europeo tendrá lugar a lo largo del primer trimestre de 2017, en su sede de Bruselas.

2. La visita se organizará en un único grupo, no habiendo lugar, en ningún caso, a fraccionamiento de la misma.

3. El grupo de visita estará formado por 10 personasCinco serán designadas por sorteo que tendrá lugar el 20 de agosto de 2016; los elegidos podrán elegir cada uno a un acompañante.

4.En el acto descrito en el número anterior se elegirán también diez personas que figurarán como reservas

5.La visita al Parlamento Europeo será organizada por la persona designada por Jonás Fernández Álvarez. Dicha persona ostentará la condición de “responsable de grupo“, de acuerdo con la normativa establecida por el Parlamento Europeo para la visita de grupos patrocinados invitados por un Miembro.

 6. La visita se ajustará estrictamente a las normas establecidas por el Parlamento Europeo para la “visita de grupos patrocinados invitados por un Miembro”

7. La financiación recibida del Parlamento Europeo para este tipo de visitas constituirá en , todo caso, el importe máximo de la misma por cualquier tipo de concepto.

8.La no aceptación de las condiciones establecidas por el/la responsable del grupo (fechas escogidas para la visita, medios de transporte seleccionados, horarios de visita al Parlamento Europeo, alojamiento ….) determinará automáticamente la pérdida de la condición de visitante al Parlamento Europeo descrita anteriormente. Dicha pérdida de condición se extenderá asimismo al acompañante designado por aquél. En tal caso se procederá al llamamiento de los reservas por orden de elección a fin de que acepten o renuncien las condiciones establecidas . En caso de aceptación podrán designar un acompañante. 

9. La visita al Parlamento Europeo en las condiciones horarias determinadas por el Parlamento constituye una obligación de los visitantes. El incumplimiento de esta obligación determinará las responsabilidades correspondientes establecidas para el mismo en la normativa del Parlamento Europeo sobre “visita de grupos patrocinados invitados por un Miembro”

Escrito a las 9:34 am

 

file (1)

file1

#JonásporEuropa es el lema bajo el que el eurodiputado del grupo de los Socialistas y Demócratas del Parlamento Europeo (S&D) se presentará este año en la Feria Internacional de Muestras de Asturias (FIDMA). Es la primera vez que el parlamento de todos los europeos estará presente en el Recinto Ferial Luis Adaro de Gijón.

En el stand situado en La Lonja del recinto de FIDMA (29-30), se podrá disfrutar de una visita virtual con gafas de realidad aumentada a la sede del Parlamento en Estrasburgo, así como conocer la labor que realiza el eurodiputado en Bruselas, Estrasburgo y Asturias. Además, el eurodiputado sorteará cinco viajes para conocer “in situ” el edificio institucional del Parlamento Europeo en Bruselas. Durante los días de la Feria habrá una agenda de actividades que finalizarán el día 20 de agosto con un acto conducido por el artista y cantante asturiano Rodrigo Cuevas con la presencia de politólogos y expertos en los que se debatirá sobre el futuro de las instituciones europeas tras el “Brexit“, ante el auge del autoritarismo en países de la propia Unión o los retos de seguridad y política exterior.

Villaviciosa

 

Con la presidenta de la Asociación Asturiana de Frutos del Bosque, Silvia Menéndez, en el primer Festival del Arándano y los Frutos Rojos que se celebró este fin de semana en Villaviciosa. Sectores pujantes de la economía asturiana preocupados por el Brexit y con ventas en toda Europa.

28jul
2016
Escrito a las 10:37 am

(Artículo publicado en el diario “La Nueva España” el 28 de julio de 2016)

Desde la implosión financiera de 2007 y 2008, el mundo se ha embarcado en una activa re-regulación de los mercados financieros. El G-20 y el Comité de Basilea encauzan este debate con el objetivo de alcanzar amplios acuerdos entre los distintos países para diseñar, en la medida de lo posible, regulaciones similares. Sin embargo, las decisiones de esos foros sólo pueden ser orientativas, adaptadas después en cada jurisdicción a la realidad local, bajo el manto ideológico de las mayorías políticas concretas en cada uno de los legislativos. Este proceso obliga, por otra parte, a una colaboración estrecha entre los parlamentos y en ese marco, la semana pasada, visité Washington, como parte de una delegación del Comité de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo.

Durante la misión nos entrevistamos con los supervisores y reguladores de los mercados financieros y bancarios. Estuvimos con Mary Jo White, la presidente de la SEC, Timothy G. Massad, presidente del CFTC, o Thomas J. Curry, Comptroller of the Currency. Una de las reuniones más interesantes fue con Stanley Fischer, actual vicepresidente de la Reserva Federal, que ha sido casi de todo en su vida como economista que se inició con aportaciones claves a la “nueva economía keynesiana”. También fue intensa la entrevista en la Casa Blanca con Jason Furman, economista jefe del equipo de asesores de Barack Obama sobre la situación económica global.

En todo caso, y más allá de los detalles técnicos sobre la implementación de algunas de las regulaciones financieras a ambos lados del Atlántico, que se las ahorraré al lector para no aburrirle demasiado, en cada reunión había dos asuntos en la agenda informal innegociables, con los que se abría o se concluía cada cita: Brexit y Trump. Y, ciertamente, lo inquietante es que ambos teman comparten un mismo fondo.

Como escribía en una columna previa, hay una parte de la ciudadanía que siente que ha perdido el control de sus vidas, que la globalización o la Unión Europea supuestamente imposibilitan el ejercicio de la soberanía nacional, que el flujo de emigrantes está desperfilando los “caracteres nacionales”, el sentimiento de clan. De alguna manera, parece que hubiera una parte de la sociedad que ha olvidado los principios de la Ilustración, que se recoge en los caparazones nacionalistas y anti-globalizatorios, con una pulsión anti-racionalista. Pues bien, esos sumaron mayoría en el Reino Unido, y en otros países de la Unión también gana apoyo. Además, este renacer nacionalista amenaza también a Estados Unidos.

Durante nuestra visita se celebraba la convención republicana en Cleveland (Ohio) y cada noche, en prime-time, pude seguir todos los avatares de esa cita. Si el martes el escándalo era el discurso de la mujer de Donald Trump plagiado del pronunciado por Michelle Obama en la convención demócrata de 2008, el miércoles lo sería el rechazo del senador Ted Cruz a apoyar la candidatura del propio Trump, y el jueves, el mismo discurso del candidato presidencial donde repasó sus propuestas: construir un muro con México, renegociar todos los acuerdos comerciales internacionales (Trump está contra también del TTIP), revisar el compromiso de Estados Unidos con la OTAN, etc. Una agenda totalmente aislacionista, nacionalista y racista. Lo inquietante, como decía previamente, es que las encuestas tras la Convención daban como favorito a Donald Trump.

Esta semana toca convención demócrata y confió en que Hillary Clinton, con el apoyo de Sanders, vuelva a encabezar la carrera electoral. De momento, ya sabemos que Putin, a quien admira el propio Trump, ha espiado los correos de la presidenta del Partido Demócrata, el mismo Putin que financia irregularmente a Marine Le Pen en Europa. ¿Alguien puede dudar a quién votar?

27jul
2016
Escrito a las 4:22 pm

La pasada semana visité Washington con una delegación del Parlamento Europeo para discutir sobre la situación económica mundial y la aplicación a ambos lados del Atlántico de la agenda regulatoria sobre el sector financiero. Tuve la oportunidad de reunirme con Stanley Fischer, vicepresidente de la Reserva Federal; Jason Furman, economista-jefe del equipo de asesores de Barack Obama; Mary Jo White, presidenta de las SEC; y Martín J. Gruenberg, presidente del FDIC….. ¡ Una semana intensa y realmente provechosa!

USA1

USA2

USA3

USA4

USA5

14jul
2016
Escrito a las 8:44 am

 

Artículo publicado en “La Nueva España” el 14/7/2016

Los defensores de la salida del Reino Unido de la Unión Europea usaron en la campaña previa al referéndum el lema “Take control” (toma el control). La idea se basaba en reforzar el sentimiento creciente de una cierta impotencia de la ciudadanía a la hora de orientar las decisiones colectivas. De algún modo, los gobiernos nacionales ya no serían capaces de ejercer su supuesta soberanía debido a la globalización pero también, según los eurófobos, a la Unión Europea. En este relato, la Unión estaría dirigida por tecnócratas sin ningún tipo de legitimidad democrática y, por lo tanto, las sociedades habrían dejado de poder tomar decisiones nítidas sobre su propio futuro. Así, la globalización nos arrastra por un océano sin puntos de referencia y, por ello, necesitamos, al menos, un capitán dispuesto a escuchar la voz de quienes compartimos su destino. Por lo tanto, take control, retomar el poder cedido a la Unión, que es ejercido sin control democrático, y abandona ese barco.

Este discurso no es banal ni extemporáneo. Una parte creciente de la ciudadanía comparte ese sentimiento de desamparo en un mundo global que se les escapa y ante el cual no puede ejercer su voluntad. Muchos partidos, a la derecha pero también a la izquierda, alimentan ese discurso, alentando así la vuelta a una soberanía nacional, plenamente democrática, en la que los ciudadanos retomarían el control de sus vidas.

Seguir Leyendo